Tips para el primer día de clases

Cuando vamos a estudiar gastronomía en una nueva escuela todo es emoción y nervios. Un día antes del “gran día” nos hemos encargado de escoger el mejor outfit, –porque claro, la primera impresión es la que cuenta-; hemos repasado cientos de veces el horario, para estar seguros de cuál será la primera clase; acomodamos todas las cosas en nuestra mochila, nos sentimos emocionados por utilizar la filipina, nos aseguramos de que no falte nada, porque qué pena pedirle algo a una persona que no conocemos. Nos van a tachar de irresponsables en el primer día.

Ya llegó el momento y por fin es el día de cruzar por esa enorme puerta, de rodearnos de cientos de personas desconocidas, de caminar por los pasillos que con el paso del tiempo sentirán nuestras pisadas rápidas porque ya se nos hizo tarde para entrar a la clase de repostería, de entrar a la cocina en donde aprenderemos nuestras primeras recetas, etc. Ese día tan esperado ha llegado y sabemos que no será un día común como los demás: es nuestro “primer día de cocina “.

Comenzar nuestros estudios en una nueva escuela representa nuevas oportunidades y un camino nuevo por recorrer, por lo que representa un mundo desconocido y no sabemos qué hacer. Por esa razón, te damos 5 tips para que tu primer día en la cocina no sea un desastre.

  1. Duerme temprano

Tal vez el sueño se disipe y no logres conciliarlo, porque obviamente tu mente estará pensando en miles de cosas y los nervios invadirán tu cuerpo. Pero para relajarte puedes escuchar tu música favorita o ver una buena receta en Tasty. Recuerda que debes estar descansado para estar fresco como una lechuga y despertar sin ningún problema.

 

  1. Repasa el horario y conoce la escuela

No importa cuántas veces revises tu horario y que puedas parecer “intenso” al verlo cada 5 segundos, memorízalo para que no entres en crisis al no saber qué curso te tocaba. Asegúrate de llevarlo en la mochila, o si no lo imprimiste, tómale una foto. ¡Más vale prevenir!

 

También, antes de tu primer día, si es que tienes la oportunidad, recorre la escuela para que sepas en dónde están los salones que te corresponden.  ¡No hay peor momento que estar perdido en la escuela, atravesando cada pasillo por encontrar nuestro salón!

 

  1. Lleva todos tus utensilios

Es mejor asegurarse de que cada material que ocuparemos está en su lugar. Revisa que tus cuadernos, cuchillos, filipina, gorro, tablas estén en tu mochila.

 

Es primordial que tu filipina esté impecable, pues lo esencial de todo buen chef es la limpieza. Así que, la pulcritud no sólo debe radicar en tu uniforme, también en tu área de cocina.

 

Aunque sea el primer día de clases, lleva cuchillos, cuchara, bowls, rallador, báscula de cocina.

 

  1. Llega temprano a la escuela

Si eres de los que duermen 5 minutos más, ¡este día no lo apliques! Mas vale llegar temprano a la escuela.  ¿Por qué? Porque tal vez no tuviste tiempo de conocer la escuela con antelación. Así que, prevé el tiempo que harás de trayecto.

 

  1. Piensa en tu presentación

Es común que el primer día de clases los maestros suelen hacer preguntas como: ¿por qué escogiste esta escuela?, ¿por qué decidiste estudiar gastronomía?, ¿cuáles son tus técnicas culinarias? Por lo tanto, piensa en este tipo de cosas para ver cómo quieres proyectarte, y qué impresión quieres causar tanto en tus compañeros como con el maestro.

El primero día siempre serán ineludibles los nervios, pero con estos tips será más fácil que tu primer día no sea un desastre. Sin embrago, ante todo, sé tú mismo y disfruta cada momento en la escuela, que vas a comenzar una nueva etapa. ¿Estás listo para comenzar el gran día de clases y ser un gran chef?