¿Eres un foodie?

Hoy en día, la moda es parte fundamental de nuestras vidas, y no sólo ha captado miradas en la ropa, cine, libros, etc., sino que también ha llegado hasta los rincones de la cocina donde ha surgido el término foodie. Probablemente, ya estés familiarizado con esta palabra o tal vez nunca la hayas escuchado.

Si tu respuesta fue la segunda, te daremos un breve recorrido por el surgimiento de este nuevo término. Surgió en el año de 1980, cuando Paul Levy, Ann Barr y Mat Sloan la utilizaron en su libro El manual oficial para foodies.

Una persona foodie es aquella que le encanta la comida, pero no de una manera usual como podría gustarle a cualquiera, sino que adora el buen comer y disfruta experimentar sabores y nuevas recetas, sabe las tendencias culinarias, se distingue por conocer los nuevos lugares de comida y restaurantes, y están al día con los programas de cocina, páginas web, revistas, etc. ¡Saben todo de la comida!

Sin embargo, no deben confundirse con un gourmet, pues aunque ambos comparten el mismo deleite por la comida, un gourmet posee un gusto refinado, su paladar está entrenado para degustar los más exquisitos sabores, mientras que un foodie solamente es un aficionado por la comida.

Tal vez los has visto en algún lugar al que hayas ido a comer, o incluso con tus amigos, a quienes siempre antes de comer acomodan su comida para tomarle una foto y subirla a sus redes sociales. Podría parecer molesto a veces o hasta risible, pero los comidistas (foodies) tienden a hacer esto porque de su pasión la hacen un estilo de vida; su interés por probar distintos tipos de comida es desmesurado, estar a la vanguardia en los restaurantes o locales de comida es una parte primordial. Ellos te podrán decir cuál es el mejor pastel, en dónde se encuentra el mejor platillo mexicano, o los esquites más deliciosos.

Los foodies son exploradores gastronómicos, aventureros de los nuevos sabores y lugares; se apasionan por descubrir nuevas texturas y mezclas; son andantes de pueblos, ciudades, locales, cualquier lugar en donde puedan deleitar a su paladar con comida.

Así que, si ahora ves a tus amigos que acomodan su comida de una manera que luzca “bonita” para tomarle una foto, no lo veas raro, ahora ya sabes que tu amigo o amiga, es un foodie.